Unión Europea emite lista paraísos fiscales.

El pasado martes 5 de diciembre, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, tras una reunión sostenida en Bruselas, Bélgica, publicaron una lista “negra” de 17 países considerados jurisdicciones no cooperativas en asuntos fiscales o conocidos comúnmente como paraísos fiscales. 

Dentro los países incluidos en la citada lista se encuentran: Panamá, Bahréin, Barbados, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Granada, Guam, Islas Marshall, Macao, Mongolia, Namibia, Palau, Santa Lucía, Samoa, Samoa Americana, Trinidad y Tobago, y Túnez. 

Los criterios que fueron tenidos en cuenta por la Unión Europea para calificar las jurisdicciones fueron: (i) políticas de transparencia fiscal, (ii) fiscalidad justa y (iii) implementación de las medidas sugeridas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). 

En adición a lo anterior, la Unión Europea emitió una lista “gris” de 47 países que actualmente no cumplen con los estándares de fiscalidad del bloque, pero se han comprometido a cambiar sus normas fiscales. 

Los 47 países o territorios que se encuentran en la lista “gris” son: Albania, Andorra, Armenia, Aruba, Belice, Bermuda, Bosnia y Herzegovina, Botsuana, Cabo Verde, Islas Caimán, Islas Cook, Curazao, Islas Feroe, Fiyi, Macedonia, Groenlandia, Guernsey, Hong Kong, Isla de Man, Jamaica, Jersey, Jordania, Liechtenstein, Malasia y Labuan, Maldivas, Mauricio, Montenegro, Marruecos, Nauru, Nueva Caledonia, Niue, Perú, Omán, Qatar, San Vicente y las Granadinas, San Marino, Seychelles, Suiza, Serbia, Suazilandia, Taiwan, Tailandia, Turquía, Uruguay y Vanuatu. 

En principio, la consecuencia fundamental de ser incluidos dentro de la lista negra, es perder del acceso a los fondos de la Unión Europea; ello sin perjuicio de que puedan establecerse sanciones adicionales. Por su parte, los contribuyentes que ejecuten operaciones con compañías ubicadas en dichas jurisdicciones, estarán sometidos a un control especial, que implicaría mayores auditorias y seguimiento de sus transacciones.

En este sentido, será muy importante revisar las estructuras y transacciones que puedan involucrar jurisdicciones incluidas en la lista negra para verificar el impacto que la reciente calificación pueda tener sobre las mismas.  

 

Para mayor información contacte nuestro equipo
Conozca más sobre
Compartir estas noticia