5 de mayo de 2020
REACTIVACIÓN CONSTRUCCIÓN

Se otorgó al Ministerio de Salud y Protección Social la facultad de determinar y expedir los protocolos de bioseguridad para mitigar, controlar, evitar la propagación y realizar el adecuado manejo de la pandemia del Coronavirus COVID-19. 

Es necesario resaltar que todas las empresas que reactiven sus labores deben establecer canales oportunos de comunicación entre el empleador y el trabajador para notificar casos sospechosos. También, deben suministrar elementos de protección personal, reforzar medidas de limpieza y autocuidado y brindar capacitaciones sobre el adecuado y frecuente lavado de las manos.

A partir del 27 de abril se autoriza el inicio de actividades del sector de la construcción, las cuales deben cumplir con los requisitos de las normas de protocolos de bioseguridad. 

Cabe resaltar que las empresas del sector de la construcción que adelanten obras privadas deberán establecer horarios de trabajo en la franja de 10:00 a.m. a 7:00 p.m.

Por tanto, las responsabilidades de los contratistas, entidades contratantes e interventores, así como las recomendaciones y acciones que deben ser adoptadas por los representantes legales, personal administrativo y operativo, contratistas, proveedores de bienes y servicios, personal de seguridad y salud encargados de los proyectos de infraestructura de transporte son las siguientes:

1.    Contratistas

  • Garantizar la continuidad de las actividades, priorizando la protección de sus trabajadores.
  • Reportar cualquier caso de contagio que se llegue a presentar. 
  • Incorporar canales oficiales de comunicación y puntos de atención para sus trabajadores.
  • Solicitar el acompañamiento de la ARL para verificar el cumplimiento de las medidas y acciones adoptadas 

2.    Entidad contratante

  • Brindar el acompañamiento necesario para garantizar la continuidad de los proyectos.
  • Evaluar el cumplimiento de las acciones de los contratistas.
  • Supervisar el cumplimiento de las actividades permitidas. 
  • Reportar cualquier evento de contagio.

3.    Interventorías

  • Garantizar que se acojan e implemente las acciones previstas para el retorno de las actividades permitidas. 
  • Remitir a la entidad contratante un informe semanal donde se indiquen las actividades adelantadas y el nivel de cumplimiento de cada una de las medidas. También, respecto de los planes de acción y en caso de presentarse los casos de contagio y su seguimiento. 

4.    Trabajadores

  • Cerciorarse que tanto el área como los elementos de trabajo y protección han sido desinfectados previa su manipulación. 
  • Si se usan guantes para trabajar, los mismo deben ser lavados y/o desinfectados periódicamente. De todas maneras, es necesario el lavado de manos cada 3 horas. 
  • Garantizar la desinfección previa y posterior al uso de las herramientas de trabajo.
  • Suministrar información veraz a su empresa. 

Ahora bien, las recomendaciones generales emitidas por el Ministerio de Salud y Protección Social, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Transporte, Secretaría de Salud de Bogotá y el ICCU para la reactivación de las actividades son las siguientes:

  • Evitar las aglomeraciones de trabajadores. 
  • Promover el consumo de agua frecuente.
  • Orientar a sus trabajadores a estar informados únicamente por fuentes oficiales y evitar la divulgación de información irrelevante. 
  • Promover el lavado de manos mínimo cada 3 horas.  
  • Capacitar a su personal sobre el adecuado lavado de manos o entregar kits con alcohol glicerinado o toallas desinfectantes. 
  • Garantizar que tanto su personal de trabajo como los visitantes y proveedores practiquen las normas de distanciamiento social a través del uso de tapabocas quirúrgicos o cubrebocas de tela doble capa, guardando la distancia de mínimo 1.5 metros y prohibiendo las reuniones y actividades sociales. 
  • Los contratistas y la interventoría deberán, de manera conjunta, presentar a la entidad contratante la programación de las intervenciones a adelantar, indicando ubicación o localización de la actividad, número de trabajadores que desarrollarán la actividad, personal encargado de verificar las medidas de bioseguridad (indicando número de contacto) y duración de la actividad.
  • Identificar a los trabajadores que sean mayores de 60 años, tengan una enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca, hipertensión arterial, enfermedad renal, diabetes, o enfermedades inmunosupresoras (incluyendo cáncer, trasplante previo, lupus, entre otras) y realizar las reubicaciones, adaptaciones o modificaciones pertinentes para evitar su contagio de COVID-19. 
  • Verificaciones diarias del estado de salud de los trabajadores. 
  • Devolver y enviar a aislamiento al personal que presente algún síntoma o condiciones de salud no aptas. 
  • Establecer grupos de trabajo de máximo 10 trabajadores. 
  • Realizar todos los días charlas de 5 minutos al personal, previo al inicio de las actividades, reiterando las medidas de bioseguridad y protección.
  • Garantizar el suministro y reposición de los Elementos de Protección Individual.
  • Mantener puntos de hidratación en perfectas condiciones de higiene y limpieza.
  • Garantizar la recolección diaria de residuos ordinarios generados en obra.
  • Garantizar limpieza diaria de las herramientas y equipos empleados en las actividades.
  • Limitar el trabajo presencial de mujeres embarazadas. 
  • Garantizar la desinfección, aseo y limpieza diaria de las instalaciones y puestos de trabajo.
  • Usar mascarilla (tapabocas convencional), protección para los ojos (gafas o caretas) y guantes desechables.
  • Realizar el proceso de desinfección, aseo y limpieza a los vehículos.
  • Se sugiere que el carpado y descarpado de la carga se realice con personal del frente de obra.
  • Realizar la limpieza, desinfección y mantenimiento de los baños de manera rutinaria.
  • Implementar canecas exclusivas para manejo de residuos ordinarios y biológicos en cada área de trabajo, para que en ellas se haga la disposición de los tapabocas, toallas de un solo uso y demás elementos desechables.
  • Disponer de botiquines tipo b: dotados con alcohol, termómetro y guantes desechables.
  • Disponer de camillas plásticas.
  • Disponer de puntos de atención básica.
  • Para el personal que requiera visitar los proyectos, se deberá medir la temperatura corporal, en el evento en que supere los 38 grados centígrados, se negará el ingreso de esa persona a la obra.
  • A los visitantes también se les deberá proveer tapabocas y guantes desechables, deberán lavarse las manos cada 3 horas y mantener la distancia de seguridad.
  • Los proyectos que cuenten con personal laborando y lleguen a presentar alguna sintomatología deben adecuar una zona o área para aislamiento.
  • Dar a conocer las líneas de atención gratuita para orientación del COVID-19.
  • Capacitar y promover dentro de su personal la etiqueta de la tos. 
  • Aquellos que estén encargado de las áreas, servicio o cuadrillas deberán tener un registro o cronograma de los trabajadores que están realizando las labores, identificando sus condiciones de salud e identificando los posibles casos de contacto en caso de presentarse un caso positivo. 
  • Nombrar líderes de Seguridad y Salud por cada área que recuerden las buenas prácticas y establezcan sanciones o llamados de atención en caso de evidencias faltas o incumplimientos en los protocolos. 
  • Destinar espacios específicos donde los trabajadores puedan dejar sus elementos personales y ropa durante sus jornadas. Así como sus procesos de desinfección. 
  • Realizar inspecciones no programadas para evidenciar el seguimiento o falencias de los planes y protocolos establecidos. 
  • Establecer reglas de distanciamiento en el momento de consumir alimentos y bebidas, implementando turnos en los comedores y casinos, u otros espacios comunes y buscar que las mismas personas asistan a los mismos turnos.
  • Las áreas de trabajo se deben mantener siempre ventiladas. 

Por otro lado, para las empresas que retomen sus actividades en la ciudad de Bogotá se deberá elaborar el Plan de Movilidad Segura PMS. Por lo tanto, al correo electrónico registrado por las empresas se enviará un certificado sobre el recibo de la información completa del Plan de Movilidad Segura y los protocolos de bioseguridad. A partir de ese momento se podrá iniciar la obra o actividad.

Dentro de este Plan se establece que a las empresas son responsables de coordinar, implementar y supervisar:

  • Teletrabajo o cualquier otra modalidad de virtualización del trabajo
  • Turnos y horarios
  • Movilización de su personal en modos diferentes al Sistema Integrado de Transporte Público de la ciudad, teniendo en cuenta:
    • Cambios en la oferta del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)
    • La posibilidad de trasladar el personal a través de transporte escolar, transporte especial, intermunicipal
    • Los kilómetros adicionales de ciclovía temporal que se convertirán en permanentes para la facilitación del transporte de los trabajadores.
  • Movilización de sus empleados a través de convenios con Transmilenio S.A para zonas y horarios que no sean de alta congestión.

El incumplimiento de este Plan podrá conllevar a la imposición de las penas establecidas en el artículo 368 del Código Penal -Violación de medida sanitaria-.

Finalmente y con respecto a la Resolución 682 de 2020 del Ministerio de Salud y Protección Social, se estableció un protocolo de bioseguridad destinado al sector de la construcción, el cual es complementario al protocolo adoptado de la Resolución 666 de 2020. Dicho protocolo está estipulado en el Anexo Técnico, el cual hace parte de la Resolución 682 de 2020 y la entidad encargada de su vigilancia y cumplimiento son las secretarias o entidades municipales o distritales del lugar de funcionamiento de cada planta. 

 

Para mayor información contacte nuestro equipo
Compartir estas noticia