Decreto 278 de 2021:La última modificación al régimen de zonas francas

El 15 de marzo de 2021 se expidió el Decreto 278, por medio del cual se modificó el Decreto 2147 de 2016. Se trata de una nueva apuesta del Gobierno para atraer la inversión, de la mano de las 120 zonas francas que existen en el territorio nacional en la actualidad. Lo anterior, a través de la implementación de un modelo de zonas francas 4.0, enfocado en diversificar la oferta exportadora colombiana, con énfasis en el sector servicios, y apuntándole a masificar este exitoso instrumento de promoción económica en zonas de menor desarrollo económico.

Uno de los principales cambios introducidos es la autorización para desarrollar operaciones de comercio electrónico desde las zonas francas y con destino al resto del país. Especialmente en el marco de la pandemia por el COVID-19, esta modificación al régimen franco posiciona a Colombia como un país pionero en la región para el desarrollo de este tipo de operaciones. Adicionalmente, el nuevo Decreto autoriza la solicitud de nuevas zonas francas para todo tipo de actividades agroindustriales, concesiones aeroportuarias y férreas, al tiempo que se habilita la opción de que zonas francas existentes sean ampliadas a actividades económicas distintas a las que fueron autorizadas en un inicio. 

Los cambios también trajeron consigo un fortalecimiento del marco institucional que rodea el régimen de Zonas Francas. Se creó un Comité Técnico de Zonas Francas, mecanismo mixto (público-privado) de diálogo y prospección del mecanismo a futuro. Este Comité se inscribe en el Sistema Nacional de Competitividad e Innovación y da un paso adelante para seguir las buenas prácticas de países vecinos que se han visto beneficiados por el diálogo constante en el marco de la operación de las zonas francas. 

La nueva regulación simplifica también procedimientos de declaratoria de nuevos proyectos al reducir tiempos y flexibilizar requisitos de acceso y mantenimiento del régimen. En particular, se redujeron los requisitos de inversión para la declaratoria y prórroga de zonas francas en al menos un 15,2%; también se pasó de 57 a 24 el número de requisitos necesarios para la calificación, y de 18 a 6 meses el tiempo para la declaratoria. También se introdujeron nuevos procedimientos para otorgar la ampliación de zonas francas a terrenos no colindantes, que estén ubicados en el mismo municipio o en municipios aledaños, dentro de la misma jurisdicción aduanera. 

Finalmente, se debe resaltar también el impacto positivo de los cambios al régimen de zonas francas a nivel regional. Gracias a ellos, se redujo hasta en un 30% el compromiso de inversión para zonas francas nuevas o ya existentes que se localicen en municipios con altos índices de pobreza. De esta manera el Decreto 278 de 2021 cambia las reglas de juego con el fin de posicionar al país en un lugar cada vez más competitivo internacionalmente, procurando la atracción de inversión y la reactivación económica. Consiente de esto, el Gobierno Nacional, en su propuesta de reforma tributaria, presentada al Congreso de la República el pasado 15 de abril, no modificó el tratamiento preferencial en el impuesto de renta para los usuarios del régimen. 

Sin lugar a duda, el régimen de zonas francas se consolida como la herramienta más exitosa en materia de comercio exterior del país, no solo por su alta creación de empleo (más de 136.000), sino también por su contenido dinamizador económico, al atraer proyectos de alto valor agregado que de otra forma no se llevarían a cabo.

 

 

Para mayor información contacte nuestro equipo
Compartir estas noticia