EMPRESAS B

Colombia es uno de los países que se ha unido a la tendencia global relacionada con el hecho de que no es suficiente con que una compañía genere ingresos, sino que además aporte al mejoramiento de las condiciones sociales y ambientales. Esto ha llevado a que, en el 2020, según cifras de Sistema B, haya 78 empresas certificadas como B en el país, y que Colombia sea pionera en Latinoamérica en otorgar reconocimiento legal a este tipo de compañías. Este reconocimiento se dio a través de la Ley 1901 de 2018 y el Decreto 2649 de 2019, con la creación de las “Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo” (BIC), de las cuales hay registradas más de 300 en todo el país. 

Es importante resaltar que los asuntos de gobierno corporativo resultan ser fundamentales en este tipo de empresas. En el caso de las empresas B existe un deber fiduciario de los accionistas y administradores de la compañía, para que desde su gestión se incluyan intereses no financieros para el desarrollo del objeto social de la empresa. Estos deben velar porque la compañía tenga un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente, y este tipo de obligaciones tienen que regularse adecuadamente en los códigos de buen gobierno de la empresa. 

Por otra parte, el gobierno corporativo es considerado como una de las cinco dimensiones en las que deben trabajar las empresas BIC, y la gestión en este sentido tiene que ser reportada anualmente ante el máximo órgano social y publicada para los interesados. Dentro de las actividades de gobierno corporativo, las empresas BIC pueden escoger gestionar cualquiera de las siguientes, según se ajusten mejor a su modelo de negocio: (i) crear un manual para los empleados en donde estén los valores y expectativas de la compañía; (ii) promover una participación inclusiva y diversa en la junta directiva, en equipos directivos y a nivel de sus proveedores, para que participar personas de distintas culturas, etnias, religiones, y géneros, entre otros; (iii) divulgar los estados financieros a los trabajadores; y (iv) expresar la misión de la sociedad en los distintos documentos de la empresa. 

Por lo tanto, considerando el propósito y modelo de negocio que deben tener las empresas B y BIC, resulta fundamental que su organización y códigos de buen gobierno corporativo estén estructurados de forma tal que la compañía garantice el cumplimiento de sus objetivos en estos frentes.
 

Para mayor información contacte nuestro equipo
Conozca más sobre
Compartir estas noticia