Sucesión en vida | Abogados en Colombia Brigard & Urrutia Sucesión en vida

Brigard & Urrutia

Sucesión en vida

Mié, 10/12/2016 - 14:34
NewsFlash: 354 
Gestión de Patrimonio

Sucesión en vida

Sucesión en vida  

El Código General del Proceso (Ley 1564 de 2012) incorporó al marco legal colombiano un mecanismo de planeación familiar que permite a las personas naturales realizar particiones en vida de parte o todo de su patrimonio, sin requerir un proceso de sucesión en el último caso, pues la transferencia no queda sujeta de ninguna manera a la muerte del causante. La partición en vida del patrimonio debe respetar las asignaciones forzosas, los derechos de terceros y los gananciales. Adicionalmente, si la persona que desea partir su patrimonio en vida tiene sociedad conyugal vigente deberá proceder a liquidarla para respetar el derecho a los gananciales, en consecuencia, es necesario contar con el consentimiento del cónyuge o compañero permanente.

La persona natural que desee realizar una partición en vida de su patrimonio debe cumplir ciertos requisitos, a saber:

  • Solicitar autorización (licencia judicial) a un juez dentro de un proceso de jurisdicción voluntaria. En la sentencia que concede la licencia judicial, el juez debe aprobar la partición o adjudicación propuesta por la persona natural.
  • Una vez el juez profiera la sentencia que conceda la licencia judicial y que aprueba la partición, la persona natural debe elaborar solicitud de partición de patrimonio en vida ante el notario público de su domicilio, adjuntando copia de la sentencia, así como la partición o adjudicación aprobada por el juez.
  • La partición en vida del patrimonio debe constar en escritura pública.

Por la partición en vida se causan los mismos derechos notariales que para la liquidación de herencia por causa de muerte. En materia tributaria, este proceso tiene los mismos efectos que una donación, esto es, se causa el impuesto de ganancia ocasional del 10% a cargo del beneficiario de dicha partición.

De acuerdo con la ponencia del proyecto de ley, la figura fue introducida con el fin de evitar procedimientos complejos como fiducias o creación de sociedades, cuyo verdadero interés era el de partir en vida el patrimonio para evitar procesos de sucesión innecesarios. El legislador consideró que esta figura garantiza los derechos de herederos y de terceros a diferencia de otras figuras que se utilizan comúnmente para adjudicar bienes en vida.

Finalmente, debe resaltarse que la partición en vida del patrimonio fue avalada por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-683 de 2014, en donde concluyó que la partición en vida se ajusta al marco constitucional toda vez que contiene la obligación de no desconocer las asignaciones forzosas, los derechos de terceros y los gananciales, lo cual se asegura mediante la licencia judicial previa. 

 

Para mayor información favor contactar a